Veracruz, Ver.- El vocero de la diócesis de Veracruz, Víctor Díaz Mendoza, indicó que las autoridades ante las cuales sea presentado el exgobernador Javier Duarte de Ochoa una vez que se cumpla el proceso de extradición decidirán si es responsable de los delitos que se le atribuyen, ya que la Iglesia Católica no condena ni juzga.

En entrevista, el presbítero dijo que el exgobernador veracruzano también tendrá la oportunidad de probar su inocencia ante las autoridades que sea presentado una vez que sea extraditado de Guatemala.

“Mira, la Iglesia, ya hemos dicho, ni condenamos ni decimos no, esto le compete a las autoridades correspondientes emitir un juicio conforme a las leyes y él también defenderse, probarse si hay inocencia o culpabilidad”, insistió.

El sacerdote católico confió en que las autoridades judiciales realicen un juicio certero y que el caso no sea simplemente un distractor ante situaciones críticas que se padecen en el país. Víctor Díaz Mendoza reconoció que uno de los 10 mandamientos prohíbe robar pero reiteró que la Iglesia Católica no puede señalar ni condenar sino que ante todo ofrece misericordia ante el pecado. Díaz Mendoza recordó que el exgobernador Javier Duarte de Ochoa participó en una diversidad de ceremonias religiosas en la Catedral de Veracruz, como bautizos de familiares.

“Yo no voy a negar que uno de los mandamientos de la Iglesia es no robar pero yo no puedo decir “este está robando” ¿cómo voy yo a condenar a alguien? Hay leyes. Si la Iglesia a la hora de su juicio que es la confesión, es médico y juez, médico para sanar y juez para ofrecer misericordia, ¿cómo voy a decir “este está condenado”, este otro no? Ahí las autoridades, añadió.

Por último, el vocero de la diócesis de Veracruz dijo estar impedido para revelar si Javier Duarte de Ochoa se confesó ante un ministro católico.

José Juan García/Avc