Ante la denuncia pública que ha hecho el periodista Joaquín Rosas Garcés, director y propietario del portal informativo Al Calor Político sobre las perversas amenazas que ha recibido su corresponsal en el Puerto de Veracruz, a quien se trata de involucrar en actividades delictivas ‘sembrándole’ armas de fuego y droga para detenerlo y procesarlo, como una forma ruin de amedrentamiento y abierto ataque a la libertad de expresión, quienes integramos Formato Siete, todos periodistas profesionales, comprometidos con la sociedad y con los principios éticos en el ejercicio de nuestra profesión, nos solidarizamos con los compañeros que han sido víctimas de la intolerancia y la perversidad, lo que pone en riesgo la integridad tanto de nuestros compañeros como la de sus familias. Consideramos que es momento de actuar con sentido gremial, de que todos los comunicadores nos sumemos en una sola voz exigiendo al gobierno respeto al libre ejercicio del periodismo. Esta es la única forma de hacer frente a quienes desde el poder y en el oscurantismo tratan de acallar las voces críticas que representan la de los veracruzanos inconformes con la forma de gobernar de quienes están en el poder.