Alguien tenía que dar la cara ante tanto cuestionamiento que se hace en los medios de comunicación por la forma en que el Congreso Local ha manejado los convenios con medios, y esa fue la diputada Marijose Gamboa Torales, quien junto con Cinthya Lobato Calderón, están dando una lección de honestidad y buena disposición para que las cosas cambien en realidad en cuanto a la transparencia con que el gobierno, en todos sus poderes, debe realizar sus operaciones con dinero público. “Estoy avergonzada, lamentablemente no nos dimos cuenta a tiempo, el asunto se manejó con opacidad y la verdad no consideré que tuviéramos que estar pendientes de cada paso. Cuando pedí la documentación inherente a Sergio Melo Hernández, se tardaron una semana en entregármela, y ahora veo porqué; para hacer los convenios no se hizo una convocatoria abierta, lo cual es absolutamente ilegal. Hay portales que no existen, otros que son para recetarios gastronómicos, otros más son presuntamente propiedad de algunos legisladores y hay los que ni siquiera tienen visitas, ¡esas son sinvergüenzadas!”. Pero, al margen de estas manifestaciones de condena a los actos de corrupción del jefe de prensa del Congreso Sergio Melo Hernández, debe haber  consecuencias para que la transparencia tenga los resultados que la sociedad reclama: Una es que el señor Melo pida una disculpa a la Universidad Veracruzana por haberla usado para justificar sus corruptelas y, dos, presentar de inmediato su renuncia al cargo.