Carolina Ugalde Avalos, empleada de la Secretaria de Finanzas y Planeación en Veracruz, hace todo lo posible por imponer en el actual gobierno las malas mañas que aprendió en el de Javier Duarte, cuando fue comisionada del módulo de emplacamiento ubicado en Plaza Carey, mejor conocido como La Parcela, porque a todo contribuyente que caía  le hacía pagar hasta por mantener su nombre. Pese a su fama, siguió medrando hasta enero, cuando fue cerrado el módulo a raíz de los saqueos por el aumento de los combustibles. Sin embargo, tuvo mejor suerte, porque fue reubicada en un módulo más importante, el que opera en la avenida Díaz Mirón, donde mantiene el mismo tren de corrupción, porque Manuel Rivera Polanco, actual Jefe de Hacienda, ha pasado por alto las múltiples quejas en contra de la “inamovible” Carolina Ugalde Avalos, con quien es ligado en los actos de corrupción, por lo que se niega a investigarla. Aunque con ello se pone en entredicho la política de transparencia que tanto defiende el actual gobernador, Manuel Rivera Polanco resume de ser protegido por su influyente hermano, quien también labora en la Sefiplan en Xalapa, y de tener el apoyo del dirigente estatal del PAN, lo que comprueba con el hecho de que su cónyuge será regidora en la comuna del alcalde electo Fernando Yunes Márquez.