Coatzacoalcos, Ver.- El director del Hospital Regional Valentín Gómez Farías, Roberto Ramos Alor, rechazó que se le haya negado la atención a la pequeña de dos años que sufrió quemaduras en el 44 por ciento de su cuerpo durante el fin de semana en Villa Cuichapa, municipio de Moloacán.

Comentó que fueron las autoridades del hospital Pedro Coronel, en Las Choapas, las que finalmente decidieron trasladar a la menor a un nosocomio en el estado de Tabasco.

“No se le dijo espérate, sino que se buscó el espacio inmediato para abreviar el tiempo de evolución de la paciente, pero nunca se rechazó. Inclusive, la estábamos esperando para colocarle el catéter y nos cambiaron la ruta, ésa ruta no era”, expresó.

En rueda de prensa, el funcionario recordó que el hospital regional de Coatzacoalcos carece de una unidad para la atención de personas quemadas.

Puntualizó que la institución funciona como referencia de traslado de pacientes con quemaduras hacia el puerto de Veracruz o Tabasco, como sucedió en esta ocasión.

Ramos Alor detalló que en el año han sido recibidas por lo menos tres personas con quemaduras de diversos grados.

Expuso que si bien la estadística no es alarmante es urgente contar con la unidad de quemados que la asociación Te Queremos Ayudar, ha solicitado año con año.

“Yo creo que en el escenario regional, así como se abrió una unidad para enfermos con cáncer de niños, tiene que haber un mejor espacio para estas situaciones”, manifestó el galeno.

Agregó que la unidad de quemados fue una promesa del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pero faltan los recursos para ello.

Armando Ramos/AVC Noticias