Esto de las rechiflas en el velódromo el día 15 tiene sus bemoles. En primer lugar, la mayoría de comentaristas y columnistas se agarraron de las notas periodísticas que publicaron a granel por alguien que se espantó al oír tanto ruido de algunos  maestros que estaban en gallola. En segundo, uno o tal vez dos columnistas, duartistas-fidelistas, estaban por ahí y se dieron cuenta que fueron los mismos del grupo callejista comandado ahora por el hijo, que es diputado priiista plurinominal. Son los del Equipo Polito, creado por Callejas, que se habían apoderado de la SEV y los comisionados que tenía el cacique, regados en todo el estado y que ahora han sido obligados  a trabajar y sin comisión alguna.

Son los mismos que se encargaban de alegrar con sus gritos, matracas y tamborines las fiestas a las que iban Duarte y Fidel Herrera para acompañar al cacique y ‘guía moral’ a sus pachangas de cumpleaños, o para festinar que los gobernadores les habían regalado aumentos a sus salarios, con bono, refrigeradores, televisiones, modulares, computadoras, planchas, consoladores, cacerolas, ollas express, hornos de microondas, licuadoras, exprimidores, etcétera y hasta rejas de mangos. O Para decirle a Duarte que ¡era lo máximo, como gobernador!; y se tomaban dos o tres días para organizar y celebrar al  ‘guía moral’ en Paso doña Juana, en Úrsulo Galván, o en Misantla o en cualquiera de sus tres tranchos que tiene en el norte, centro y sur del estado.

Los verdaderos maestros, los que reconocen el esfuerzo y la entrega que hace Yunes y su gobierno para mejorar Veracruz y para no fallares cada quincena, esos sí celebraron con austeridad y dignidad su día. No hubo medallas de oro ni de plata, sólo diplomas y reconocimientos y eso alteraron los ánimos y la sangre de ciertos maestros del SNTE quienes aún no digieren su derrota a pesar de que tienen en la Legislatura al cacique plurinominal como diputado.

Su Duarte y su Fidel, se llevaron la lana y todo lo que pudieron. ¿Por qué no aceptan esa realidad? Saben esos maestros chifladores y bullangueros que Yunes no se anda con medias tintas, que no acepta presiones ni amenazas. Lo ha demostrado y no lo ven “soy hombre de valor, convicciones y principios”, dicho. También asegura que la estabilidad social no se logra dejando que se violenten las normas volteando hacia otro lado para no advertirlo.

De ninguna manera somos pregoneros panistas ni yunistas. Vemos la realidad que vive Veracruz y nos extraña y comprendemos que cierta prensa aún vive de glorias de políticos priistas de ayer y que las quieren revivir apoyados, todavía, por alguien del pasado. El estado es gobernado por otro sistema que a muchos o casi a nadie le gusta. Algún día, a lo mejor no muy lejano, volverán esas autoridades gastalonas  y pachangueras con sus bandas para delinquir como lo hicieron ya sabemos quién. O como dijo el poeta: “volverán las oscuras golondrinas…”

“Llegué al evento y me trataron con respeto y cariño”

“El evento de los docentes representa una nueva etapa, donde no hay represión y donde cada quien se puede expresar”.“Lo que he recibido hoy de los maestros, es lo mismo que los que yo les he dado, cariño y respeto”.                                                                                                                                                                         “El gobierno del estado, ha cumplido con los pagos a los maestros, y dejo en claro que en este caso no hay austeridad”“No hemos fallado ni un solo día, desde diciembre resolvimos el problema y hemos pagado puntualmente, el viernes pidieron que se les pagara y se les pagó”.

“Varias maestras y maestros me reclamaron que una ceremonia como esta, tenía que ser una ceremonia grandiosa, con muchos más recursos materiales, desafortunadamente lo entiendo perfectamente bien, pero les quiero pedir que piensen que a cambio de posibilidades materiales tienen todo el reconocimiento, todo mi apoyo y que hemos logrado desde el primer día que tomé posesión como gobernador, para no fallarle a las maestras y maestros de Veracruz”.

Varios ya han crucificado a Yunes, pero la realidad es que no está muerto, todavía. Nadie, o casi nadie quieren reconocer los logros de algunas promesas que hizo en su campaña política. Muchos no lo conocen, aún y no se atreven a decir qué cambios quieren o que cambios les gustaría ver, para su gusto personal.

rresumen@nullhotmail.com