Martínez de la Torre, Ver.- Gracias a los trabajos de rehabilitación de caminos miles de productores de la zona de Manantiales, Balsas de Agua, Arroyo Blanco y muchas otras poblaciones circunvecinas serán beneficiadas, ya que dichas carreteras que las intercomunican estaban dañadas anteriormente.

Se trata de obras  que durante varias décadas y administraciones municipales, se habían convertido en el principal reclamo, especialmente de los productores de cítricos, pues cabe destacar que esta zona es una de las de mayor volumen y calidad en cuanto a citricultura.

Las peticiones de las autoridades de las localidades, ejidatarios y productores rindieron frutos al autorizarse la rehabilitación con asfalto de 2.4 kilómetros, lo que equivales a un verdadero alivio para el transporte terrestre de productos y personas hacia aquella región, pues con la reparación aumenta la seguridad y mejora la comercialización de productos, dijeron los habitantes de la zona.

Las obras corresponden a las necesidades de la región, pues además se intercomunica a este municipio con otros vecinos, como es Papantla.

Con este tipo de trabajos mejora la infraestructura carretera para todos los ciudadanos, dejando a un lado ideologías o creencias, porque los beneficios llegan a todos por igual.