Al parecer, el pretexto fueron las encendidas declaraciones de la diputada panista Cinthya Lobato Calderón, en contra del Presidente de la Junta de Coordinación Política, el diputado blanquiazul Sergio Hernández Hernández, a quien acusó de romper el decreto de austeridad impuesto por el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, por  un evento en el velódromo de esta ciudad en el que Sergio echó la casa por la ventana. Este reclamo de rendición de cuentas al coordinador de la bancada panista provocó que, en venganza, el panista la tenga relegada, al margen de las simpatías del equipo de Yunes Linares. Dicen en los pasillos del Palacio Legislativo que la Comisión que preside la diputada Cinthya Lobato para los festejos del Centenario de la Constitución es una verdadera tomadura de pelo; los representantes de varias dependencias estatales que al inicio asistían a las reuniones ya no responden a la convocatoria que hace la diputada Lobato, boletinada por Sergio Hernández como “enemiga del yunismo”. Ante tal situación, los incondicionales del líder de la fracción panista preparan una campañita para exhibirla tanto en tribuna como en medios de comunicación, por una supuesta  inoperancia de la Comisión de los festejos del Centenario que ella preside. Le señalarán que no ha organizado un solo evento que valga la pena, excepto los conciertos de la orquesta que maneja la Secretaría de Gobierno. Ni una sola publicación, ninguna aportación que valga la pena. Fuego amigo al interior del Congreso entre los panistas. Los libelos en medios de comunicación en contra de la diputada Lobato los negocia Sergio Melo Hernández, el haragán jefe de Prensa del Congreso local.