Un año después de la inesperada muerte de Prince, la sombra del genio de Mineápolis (EE.UU.) continúa muy presente con el lanzamiento de canciones inéditas, con homenajes y recuerdos de todo tipo a su leyenda y con las últimas revelaciones acerca de su fallecimiento.

El responsable de obras maestras como “Purple Rain” (1984) o “Sign ‘O’ the Times” (1987) fue hallado muerto el 21 de abril de 2016 a los 57 años en su residencia de Paisley Park (Minesota) por una sobredosis accidental de fentanilo, un opiáceo sintético que sirve para aumentar los efectos de los analgésicos.

Teniendo en cuenta que se trataba de un compositor muy prolífico y que durante décadas fue muy cuidadoso a la hora de proteger su intimidad, su muerte permitió a los seguidores asomarse al misterioso mundo de Prince y dio pie a que en el futuro próximo se publiquen numerosas canciones y grabaciones inéditas del artista.

Conocido por su férreo control sobre su obra, Prince puso mil trabas a que su música estuviera ampliamente disponible en internet, pero finalmente toda su discografía desembarcó en febrero en servicios en línea como Spotify, toda una señal de los nuevos tiempos para los fans del artista.

De la misma forma, la reedición especial de “Purple Rain” que se comercializará en junio promete emociones fuertes, ya que incluirá “dos álbumes increíbles de música inédita de Princey dos conciertos completos en video”, de acuerdo con la publicidad de la discográfica Warner.

El recopilatorio “Prince 4Ever”, editado en noviembre, fue el primer lanzamiento póstumo de Prince e incluyó la canción inédita “Moonbeam Levels”, aunque, hasta el momento, el trabajo que más expectación y polémica ha generado es el EP “Deliverance”.

El ingeniero y productor Ian Boxill desveló esta semana que el 21 de abril, coincidiendo con el primer aniversario de la muerte de Prince, se publicaría el EP “Deliverance” con temas del artista que no habían visto la luz y que habían sido grabados entre 2006 y 2008.

Como adelanto, los fans pudieron escuchar “Deliverance”, una balada con ecos de góspel y blues.

El primer aniversario tras su muerte vino acompañado de nuevos descubrimientos sobre su deceso, ya que esta semana se conoció que el músico tenía en su casa varios fármacos que no habían sido recetados a su nombre.

En documentos judiciales divulgados en una declaración jurada de los investigadores del caso en una corte del condado de Carver (Minesota), también se detalló que Prince recibía los fármacos (principalmente oxicodona) a través de una red de amigos y conocidos, entre los que figuraba Kirk Johnson, encargado de la seguridad de su equipo.

El médico que firmó esas recetas, Michael Todd Schulenberg, aseguró que lo hizo para “salvaguardar la privacidad de Prince“.

Con información de MVS Noticias