Guatemala, Guatemala.-José Juan Janeiro, prestanombres y cerebro financiero del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, acusó que se reunió en al menos una ocasión con Juan Manuel del Castillo, entonces subsecretario de Administración y Finanzas de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), y actual diputado local del PRI en el Congreso Local, para tratar el tema de las empresas fachadas en las que se desviaron recursos millonarios.

En la investigación que se le sigue al ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, por delincuencia organizada y uso de recursos de procedencia ilícita, las autoridades lograron obtener la declaración de José Juan Janeiro Rodríguez.

Durante la audiencia de Javier Duarte este miércoles en el Tribunal Quinto de Sentencia, de Guatemala, donde se encuentra detenido, se leyó la acusación del gobierno mexicano.

Ahí, se reveló que José Juan Janeiro refirió datos y hechos que involucran a Javier Duarte y a su esposa Karime Macía Tubilla en la obtención de recursos de Veracruz para beneficio propio.

En su declaración, señala que a principios del 2015, Duarte le llamó para pedirle realizar las gestiones necesarias para obtener un crédito bancario, ya que afrontaba diversos gastos del Gobierno del Estado, como pagos de nómina y aguinaldos a los que tenía que hacer frente.

En un inicio hicieron contacto con el banco Intercam, a quienes se citó en la oficina, y a esta cita también llegó el ex secretario de Finanzas, Mauricio Audirac, sin que se llegara a un arreglo al crédito.

Posterior, recibió una llamada de Duarte diciendo que había conseguido el crédito con otra institución, pero necesitaba una nueva gestoría: Le pidió que le proporcionara el nombre de empresas que pudieran fungir como receptoras de fondos de Veracruz, con el ánimo de satisfacer necesidades personales y gastos en los que había incurrido para la obtención del crédito.

Pidió que todo lo relacionado con las operaciones de facturación se tratara directamente con el subsecretario de Administración y Finanzas, Juan Manuel del Castillo –actual diputado local-, sin embargo este no pudo cumplir con lo ordenado, lo que derivó en que las empresas se quejarán pues no tenían forma de acreditar los recursos recibidos.

Las empresas señalaban que el gobierno dispersó importantes cantidades de dinero, pero Juan Manuel del Castillo no pudo materializar su facturación y las empresas no pudieron acreditar haber tenido una licitación, emitido factura o celebrar un contrato, por lo que las empresas solo captaron los recursos del gobierno del estado, sin justificación legal alguna.

José Juan Janeiro Rodríguez informó que avisó de todo lo anterior a Moisés Mansur –otro de los prestanombres- y vio a Javier Duarte en al menos tres ocasiones para solucionar este problema.

Por ejemplo señaló que se transfirieron 350 millones de pesos de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) a empresas particulares, pero estas tenían ninguna justificación en origen, y las empresas querían documentar las operaciones con una dependencia.

De acuerdo al testimonio, cuando Duarte se enteró de la situación, molesto señaló que le parecía increíble que Juan Manuel del Castillo no hubiera podido resolver el problema.

Posteriormente, Juan Janeiro Rodríguez se entrevistó con Juan Manuel del Castillo, donde este finalmente aceptó que le problema no tenía solución.

Duarte pidió borrar registros del gobierno estatal

Ante la situación, Duarte designó a Ignacio García Leyva para que fuera quien se ocupara de solucionar esa problemática, pero tampoco se obtuvo respuesta.

Juan Janeiro Rodríguez se entrevistó en septiembre del 2016 con Duarte para advertirle que el asunto era complica, pues el destino de ese dinero estaba vinculado a operaciones personales del gobernador y operaciones de Moisés Mansur.

Ante ello, Duarte sugirió desaparecer los registros electrónicos y contables de la operación en el gobierno, las transacciones a las empresas, sin embargo, le comentaron que esto era imposible pues había registros bancarios.

Juan Janeiro Rodríguez advirtió a Duarte que esas transferencias de recursos habían sido enviadas directamente a Terra Urbanizaciones y Desarrollos Inmobiliarios, SA de CV, y Consorcio Brades, SA de CV, empresas fachada.

AVC/Noticias