La reunión que sostuvo el dirigente nacional y fundador del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el puerto de Veracruz, con la participación de una buena cantidad de empresarios locales, intelectuales, analistas políticos y líderes de distintos sectores tanto políticos como sociales que,con su presencia, ratificaron su respaldo a ese proyecto político y, en consecuencia, a sus candidatos a las presidencias municipales, encendió la alerta roja en el tablero panista en Veracruz, y es que todos los veracruzanos han visto con decepción que las promesas del panismo que las llevaron al gobierno no se han cumplido y a más de cuatro meses de distancia las condiciones son peores que cuando mal gobernaba el duartismo. La violencia está en su más alto nivel, el nuevo gobierno ha dejado en el desempleo a miles de burócratas, la miseria se pasea por todo el estado generando más delincuencia, las acciones del gobierno no se advierten en ninguna de las áreas de la administración pública y todo es un desastre para decepción de quienes vivimos en esta entidad. Por eso es que los veracruzanos ven en el proyecto de López Obrador la ultima esperanza.