El Colectivo de Desaparecidos Justicia, AC, de Querétaro, calificó como irresponsables las declaraciones del fiscal Jorge Winckler Ortiz, quien presume la identificación de tres miembros de la familia Sánchez Pérez desaparecidos en septiembre del 2016, solo por el hallazgo de identificaciones en una fosa clandestina en Alvarado.

En la página de Facebook de la organización, señalaron que eso no basta para suponer que se tratan los miembros de la familia, pues no se han tomado muestras de perfiles genéticos.

“Es totalmente irresponsable que se dé una declaración de esta índole, lastimando de sobre manera la salud física y emocional de la familia, y revictimizando”.

Los miembros del colectivo exigieron una disculpa y explicación pública, pues no hay seguridad de que en esa fosa clandestina estén los integrantes de la familia.

La familia tendrá que viajar nuevamente a Veracruz para tomarse las muestras de ADN, pues aunque se la tomaron en septiembre del 2016 cuando presentaron la denuncia, estas fueron extraviadas por la Fiscalía General del Estado (FGE).

“Esta no es la primera vez que la fiscalía de Veracruz se equivoca en estos procesos, violando protocolos, con una completa insensibilidad y una ineficiencia en dar este tipo de noticias, enterándonos por medios de comunicación y amarillismo de la propia fiscalía”, señalan.

Exigieron a la FGE abstenerse de dar más detalle sobre el caso, hasta no tener antes un cotejo real y científico y 100 por ciento la confirmación por expertos.

AVC/Noticias