El empresario gasolinero Ernesto Pérez Astorga alertó que la compra de diésel por parte de transportistas disminuyó casi un 50 por ciento, y que esto podría estar relacionado con el robo y compra de combustible.

Entrevistado sobre el tema, dijo que desde el año pasado se ha visto una disminución en la compra de este combustible por parte de los transportistas urbanos, pipas, en las gasolineras, y aunque no hizo señalamientos directos, consideró que podría estar relacionado con la compra de este a quienes lo roban de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

“Ha bajado hasta un 50 por ciento del año pasado hacia acá, de hace unos tres meses y es una cantidad importante y esperemos que de contenga porque afecta al comercio organizado”.

En ese sentido, dijo que se debe hacer una investigación para evitar que este sector compre diésel a los “chupaductos” y por lo cual vio acertado obligar a los transportistas a comprobar que compran el combustible en las gasolineras.

“Los que se están prestando son los grandes consumidores y yo no quiero hablar mal, pero probablemente los dieseleros pueden ser porque hemos visto caídas importantes en empresas de servicio públicos, urbanos”.

En otro tema, reconoció que disminuyeron los asaltos, a raíz de la llegada de la Gendarmería Nacional a Xalapa, aunque dijo que el problema sigue latente.

“Se siguen dando asaltos, pero en menor proporción, no tengo el dato, pero hay un tema de inseguridad latente, se debe de contener esta situación para que no pase a mayores, creo que uno de los grandes retos del Gobierno es impulsar la economía”.

Agregó que el Gobierno ha podido generar acciones en contra de la inseguridad, como la captura de asaltantes, gracias a la aportación de datos que los mismos empresarios han facilitado.

Perla Sandoval/Avc