La calidad de las imágenes en un sitio web siempre son un factor determinante a la hora de aumentar o reducir la velocidad de carga de los mismos, independiente de si estamos navegando por medio de un teléfono o de nuestro computador. Lamentablemente, entre menor es el tamaño de la fotografía, peor es su calidad, por lo que a veces hay que llegar a ciertos consensos respecto a este punto. Pero ya no más, hermanos míos. Ya no más.

Google creó una nueva herramienta especialmente diseña llamada Guetzli (o “galleta”, en la versión suiza del alemán), la cual está diseñada para aumentar la calidad de la instantánea que queramos, reduciendo su tamaño final sin afectar la compatibilidad con los diversos navegadores que hoy existen en el mercado.

La diferencia entre el protocolo JPEG anterior y el del software de la compañía corresponde a un 35%, lo que en estricto rigor son sólo unos pixeles de distancia entre uno y otro, sin embargo a la larga el cambio es bastante notorio. Un ejemplo de esto es una captura publicada por Google en su blog.

En esta fotografía vemos el ojo de un gato en una imagen de 20×20 pixeles bajo tres reglas distintas. A la izquierda está la original sin comprimir, al medio bajo libjpeg y a la derecha con Guetzli, en donde claramente se nota una mayor definición de colores dentro del globo ocular del felino.

Todo esto está disponible para los desarrolladores en la plataforma de Google, ya que el programa fue dejado bajo código abierto para todos los interesados en ocuparlo.

Con información de FayerWayer