Algo deberá cambiar en su lastimero discurso el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares cuando se refiere a recursos provenientes del gobierno federal. La impresión que ha generado en todos los veracruzanos en que no tiene dinero su administración, que funcionarios y empleados públicos están a punto a salir a pedir el apoyo ciudadano provistos de botes como los del Teletón para sacar al menos para las quincenas. Lo que no ha dicho es que en enero el gobierno de Veracruz recibió un monto de 3 mil 242  millones de pesos, que representan 403 millones más que los recibidos en enero de 2016. Según un reporte publicado por el periódico El Financiero, a pesar de la Ley de Disciplina Financiera para Estados y Municipios y de señalamientos de opacidad por parte de la Auditoria Superior de la Federación, en enero pasado se incrementaron las participaciones y las entidades más beneficiadas fueron el Estado de México, la Ciudad de México, Jalisco, Veracruz, Guanajuato, Puebla, Nuevo León y Baja California. De un año para otro, Veracruz vio incrementados en 23.3 por ciento los montos enviados por el gobierno federal, mismo porcentaje que el Estado de México, y superados ambos solo por Baja California, que se benefició con un aumento de 31.9 por ciento. Ya que le cambie al tono.