El extesorero de la LXIII Legislatura, Serafín Hernández Sagahón, aseguró que no hizo nada ilícito en el manejo financiero del presupuesto que se asignó a la pasada Cámara.

En entrevista en la sede del Poder Legislativo, aseguró que no le preocupa que se le responsabilice de un supuesto desfalco por 75 millones de pesos, y señaló que más de 40 años de servicio lo respaldan.

Afirmó ser el más interesado de que se esclarezca el manejo de los recursos en la anterior legislatura, por lo que dijo habrá que esperar a ver qué arroja los resultados de la auditoría que se va a practicar.

Hay que mencionar que en los últimos días del mes de diciembre la actual Cámara se aprobó, en sesión secreta, una ampliación presupuestal de 75 millones de pesos, bajo el argumento que la LXIII gastó de más y no tenían para pagar a los trabajadores de base y sindicalizados.

El actual director de recursos humanos de la LXIV Legislatura evitó opinar sobre la ampliación presupuestal y reiteró que cuando se concluya la revisión financiera  se conocerá el manejo de los recursos en su gestión.

A decir del funcionario no existe un desfalco de 75 millones de pesos y señaló que el pagaba, pero el que determinaba cómo se manejaba el dinero era el secretario de Administración y Presupuesto, Arturo Ugalde.

Sumado a que todo lo que se gastaba se validaba en la Comisión de Administración y Presupuesto, que presidia el priista Heber Alan Carvallo, y la Junta de Coordinación Política.

“Yo lo que le puedo decir es que no hay nada ilícito que haya hecho la pasada legislatura, y que ahí se va a comprobar (…) yo como fui parte de esa legislatura soy de los que está más de acuerdo que se haga esa auditoría, porque se va a aclarar”.

Aseguró que a lo largo de su vida profesional se ha desempeñado como funcionario federal y estatal, estuvo a cargo de las plazas del nivel educativo del estado, “tengo 40 años de servicio y afortunadamente o desafortunadamente siempre me ha tocado estar en la parte administrativa”.

 

 

 

 

 

Isabel Ortega