Peligran 600 millones de pesos para el campo veracruzano debido a irregularidades en el manejo de los recursos de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa).

El titular del área Joaquín Guzmán Avilés indicó que la pasada administración no pudo cerrar el ejercicio fiscal y no se sabe el destino de por lo menos 200 millones de pesos, lo cual pone en riesgo la recepción de recursos de concurrencia.

“Está peligrando que los recursos no lleguen al estado, que si no hay cierre lo apliquen directamente a la Federación sin que el estado pueda participar. El total son 600 millones de pesos”.

Entrevistado en Palacio de Gobierno previo a una reunión con el delegado de la Sagarpa, dijo que alistan denuncias penales en contra de la pasada administración por el presunto desvío de recursos y por la falsificación de firmas.

“Es un problema grave pues la administración anterior no cerró las cuentas, no tenemos información, estamos terminado el cierre para poder lograr la aplicación de esos recursos#.

Dijo que es por esta razón que las denuncias deben ser respaldadas a fin de evitar que los ex funcionarios puedan salir airoso de este tema.

“Como no hay una total información estamos buscando para poder lograr una denuncia respaldada, con fundamentos”

Sobre la solicitud de organizaciones de depurar el padrón de beneficiarios de programas, dijo que se verificará, para evitar que los recursos vayan a parar a las denominadas organizaciones “fantasma”.

“Eso nos encomendó el gobernador, que el recurso llegue al productor,  se va a hacer un padrón y supervisar con las deficiencias que tenemos,  ver qué siembran, cuánto tienen de tierra”.

 

 

 

 

 

Perla Sandoval