Desde marzo del 2016, la exadministración estatal de Javier Duarte de Ochoa dejó de depositar las cuotas sindicales de casi 30 mil trabajadores de la Sección 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), cifra que equivale a 30 millones de pesos.

En este periodo la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a cargo del ex titular, Antonio Gómez Pelegrín, descontó quincena a quincena las cuotas sindicales de los trabajadores de la educación pero no las depositó a las cuentas de la Sección 56 del SNTE.

Aunque el secretario general de dicho seccional, Mario Hernández Sánchez,  exigió el pago de los 30 millones de pesos, el Gobierno del Estado respondió que carecían de recursos

“No entregaron el monto de las retenciones que les hicieron a los maestros y no fueron entregados a los maestros, esto afectó, porque para llevar a cabo las gestiones de los sindicalizados es indispensable tener recursos”, explicó el líder.

Durante los últimos nueve meses, la sección 56 tuvo que pedir dinero prestado a al Comité Ejecutivo Nacional del SNTE, para continuar sus gestiones, por lo que adeuda ocho millones de pesos.

El líder sindical expresó que se reunió con el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares para darle a conocer las deudas pendientes que dejó Javier Duarte, ahora prófugo de la justicia.

Al respecto el mandatario estatal respondió que “tratarán de solucionar, nos dice que tengamos paciencia porque Veracruz no tiene dinero, que debemos esperar para que solvente estos adeudos”, refirió Hernández Sánchez.

Informó que en la segunda semana de enero se reunió con el oficial mayor de la secretaría de Educación de Veracruz (SEV), Abel Cuevas Melo, para exponerle qué hay trámites administrativos pendientes de maestros y maestras y también que les deben 30 millones de pesos de cuotas sindicales.

Sobre esto, Cuevas Melo respondió que por instrucciones del gobernador Yunes Linares se les debía entregar cinco millones de pesos como parte de la deuda heredada por la anterior administración.

“Ya nos dieron cinco millones de pesos de cuotas sindicales y quedamos de ver todo lo demás que está en la agenda programada para pagos”, refirió el líder.

Finalmente, Hernández Sánchez explicó que el Oficial Mayor dejó en claro que las condiciones económicas de Veracruz no permiten liquidar el total de los adeudos que se tienen con los maestros y maestras, pero continuarán las reuniones para  hacer un calendario de depósitos.

 

 

 

 

 

Verónica Huerta