Agua Dulce, Ver.- Un hombre de 42 años de edad, quien tiene problemas de adicción, fue atrapado por pobladores de la congregación pesquera de Tonalá y amarrado a un poste, primero, para después ser colgado de un árbol, luego de ser señalado por los pobladores como el presunto agresor de un taxista.

Una semana atrás, el conductor de un automóvil de alquiler indicó haber sido atacado por R.R.R., quien habría robado su cartera y huyó del taxi luego de amagarlo con una navaja. El miércoles por la mañana, el sujeto fue descubierto en la localidad y los vecinos lo increparon.

El hombre, quien admitió haber atacado al taxista bajo los influjos de las drogas, fue amarrado a un poste y después fue golpeado entre varios sujetos, quienes finalmente lo colgaron a un árbol, de cabeza.

Los habitantes de Tonalá indicaron que sólo lo dejarían libre cuando la Marina o la Policía fueran por él, hecho que se cumplió cuando efectivamente la Policía Estatal llegó a liberarlo, sin mayor resistencia de los pobladores.

El sujeto fue trasladado a las celdas preventivas y no resultó con lesiones de gravedad, sin embargo, no pudo ser procesado puesto que el presunto agraviado no interpuso una denuncia previa ni se realizó una captura en flagrancia, toda vez que los sucesos ocurrieron hace una semana.

 

 

 

 

 

 

 

AVC/Noticias