Durante  el último año, la tecnología y el concepto de “economía colaborativa” han seguido repercutiendo en las empresas más convencionales,  desde  Uber  y otros servicios de transporte  que llegaron al mercado de los taxis, hasta el sinnúmero de alternativas de alojamiento que ofrece Airbnb en lugar de hoteles tradicionales.

Pero, ¿Cuáles serán las siguientes áreas del comercio que se verán afectadas por la tecnología?

Los periodistas del  Financial Times estiman que, a medida que la tecnología avance,  disminuirán algunos sectores industriales y empresas o desaparecerán por completo.

Estas son las cinco industrias que posiblemente se verán amenazadas por el avance tecnológico:

Amenaza: Plataformas Online de Viajes

Industria Amenazada: Las agencias importantes de viajes

Motivos: Mayor número de viajeros que reservan en línea

Tui es la agencia de viajes  más grande del mundo y  asesora  a otras  con alto prestigio bajo el nombre de Thomson  y First Choice,  señala Murad Ahmed. Sin embargo, Fritz Joussen, su director ejecutivo,  dice que el “objetivo final” es transformarse en un negocio diferente,  que dependa menos de la venta de paquetes turísticos y  que se centre  más en  la propiedad y operación de hoteles y cruceros.

“Hoy en día contamos con cerca de 30%  a un 35% de ganancias que provienen de los hoteles y cruceros”, dice. “Yo diría que dentro de tres años estaremos muy por encima del 50%. Realmente estamos transformando la empresa”.

Los cambios en Tui reflejan  modificaciones más amplias en la empresa. Las agencias  convencionales  establecidas  han ido en descenso durante años, ya que los usuarios se sienten más cómodos reservando sus viajes a través de sitios web tales como Expedia.

Según la Oficina de Estadísticas Laborales de los Estados Unidos, la cantidad de agencias turísticas en este país disminuyeron de 132 mil en 1990 a un total de 74 mil  en 2014, y se estima que el número podría disminuir en 12 % de aquí a 2024.

Thomas Cook, una de la agencias de viajes más grande de Reino Unido, necesitó un préstamo de 200 millones de libras para afrontar una crisis económica que había puesto en peligro su existencia el año 2011. Desde entonces,  varios locales han cerrado y se prevé el cierre  de un número mayor si no son rentables.  La nueva tendencia del mercado es  la venta de viajes por Internet y la creación de éstos a través de su propia flota de aerolíneas y hoteles.  El año pasado, se registraron  ganancias por primera vez en cinco años.

Henry Hartveldt, fundador de la Consultora Atmosphere Research, dice que las agencias de viajes no morirían completamente, pero que necesitarán un cambio. “Las que sobrevivan serán verdaderas expertas”, dijo. “Podrían ser usadas para reservar  un viaje importante, una luna de miel, unas vacaciones familiares o un viaje más elaborado, como un safari”.

“Habrán encontrado un nicho y utilizarán  herramientas digitales para asegurarse de que la gente sepa quiénes son, así como también ayudaran  a los clientes con sus reservas… Para las agencias de viaje la pregunta es: ¿Necesitan una oficina? Para ser honestos, la mayoría no”.

Algunos usuarios aún prefieren el contacto directo con las agencias de viajes. Un estudio realizado por la Asociación de Agentes de Viaje Británica  (ABTA por sus siglas en inglés) señala que la gran mayoría de los usuarios hace sus reservas por la web. Sin embargo, la cantidad de personas que reserva en agencias establecidas aumentó ligeramente entre los meses de octubre de 2015 a  2016 en 19%, frente al 17% del año anterior.

El estudio de ABTA señala que “la mayoría de los hogares acomodados”, el 4,0% con el mayor nivel de ingresos en el Reino Unido,  eran más propensos a realizar reservas en agencias establecidas,  representando 35%  del total.

Joussen afirmó que Tui continuaría vendiendo paquetes turísticos, pero esta vez no estaría tan centrado en “Lo comercial”, donde las agencias de viajes buscan los precios más bajos en beneficio de los clientes. Los cazadores de ofertas recurrirán a la web, en lugar de las tiendas establecidas, para buscar los mejores precios.

Amenaza: Impresoras 3D

Industria Amenazada: fabricantes y distribuidores de piezas pequeñas

Razones: Aumento del uso de impresoras 3D para fabricar piezas

Todo aquel que suele asistir a conciertos sabe que es más fácil  imprimir las entradas que retirarlas o esperar que lleguen por correo, señala Patrick McGee.  Las empresas pronto se darán cuenta que sucede lo mismo para las piezas de repuestos, equipos y sistemas eléctricos.

Se espera que la llegada de las impresoras 3D revolucione todas las cadenas de suministros, permitiendo que las empresas impriman lo que necesitan en lugar de pedirlo, generalmente, desde el extranjero.

Bosch Rexroth, la unidad de operación y control del grupo privado de electrónica alemán, estima que dentro de cinco a 10 años el 40% del equipo de fabricación que se utiliza podría ser impreso en lugar de comprarlo.

“Si vemos las piezas de repuesto de los autos o motores más antiguos, los prototipos para nuevos productos o  lotes pequeños  en fabricación, la impresión 3D hará una gran diferencia”, señala el doctor Stefan Hoevel, gerente de Desarrollo de Procesos de Fabricación de Bosch Rexroth.

Bosch ya está imprimiendo objetos para la creación de prototipos que  eran imposibles de construir o que tardaban mucho en producir. Hoevel señala que la fabricación de equipos podría ser  60% más barato que con los métodos convencionales que se utilizan hoy día.

Esta técnica también es conocida como “fabricación aditiva”, por la manera en que los plásticos, metales y otros materiales  se construyen capa por capa.

En la Feria Electrónica de Múnich, que se realizó en noviembre pasado, la empresa Nano Dimension de Israel mostró cómo la impresión 3D va más allá de crear simples artículos. La impresora tamaño escritorio Dragonfly de la misma empresa, puede crear circuitos de impresión múltiple, que asemejan el negativo de una cinta de video, como los que se usan en las placas presentes en los smartphones y computadores y que permiten el envío de señales y de energía.

Amit Dror, director ejecutivo de la compañía, señala que el circuito de impresión 3D podría promover la investigación y el proceso de desarrollo de los prototipos, permitiendo que las empresas de electrónica incorporen nuevos productos para comercializarlos más rápido.

En una presentación de los nuevos dispositivos de este año, HP imprimió una cadena de tan solo 113 gramos en menos de 30 minutos y  la unieron a un montacargas para, luego, levantar un auto.

Stephen Nigro de HP suele llamar a la impresora 3D Jet Fusion de una manera graciosa, como “la  impresora que se autoimprime”, ya que casi la mitad de las partes que la componen pueden ser obtenidas de una impresora 3D.

“No lo hacemos sólo porque podemos. La impresora imprime sus partes porque es más económico hacerlo”, dice.  “Creemos que la impresión 3D desempeñará un rol importante en la manera en la que el mundo  está creando y diseñando”.

Amenaza:  Automoviles Autónomos

Industria Amenazada: Compañías de seguros

Motivos: Menos accidentes con el aumento de vehículos sin conductor

Imagine un futuro donde existe una flota de automóviles  autónomos que se movilizan por la ciudad  y sus alrededores  de manera silenciosa y con cuidado, de la misma manera en la que toman y dejan pasajeros. Hay menos automóviles en las carreteras, y los que están tienen menos accidentes.

Para algunos esto puede sonar utópico, pero para el mundo de las aseguradoras significa lo contrario. Los seguros de automóvil son unos de los pilares fundamentales de este mercado, ya que, según un estudio realizado por Morgan Stanley y Boston Consulting Group, se generan aproximadamente 260 mil millones de dólares en seguros anuales de las principales aseguradoras del mundo y US$17 mil millones en ganancias. Se estima que la industria de los seguros de automóviles tiene un valor comercial que rodea los US$200 mil millones.

Los analistas financieros dicen que la nueva tecnología  se abrió paso amenazando en muchos otros ámbitos. En primer lugar, que haya menos automóviles y accidentes hace que la demanda de seguros disminuya. En las economías maduras, la dimensión del mercado podría reducirse en más de 80% para el año 2040. En segundo lugar, el seguro que se requiere será adquirido por empresas, como los fabricantes de automóviles, en lugar de los mismos clientes.  Y como los  fabricantes y empresas tecnológicas  son mejores recolectando y utilizando datos, estarían en mejor posición para vender seguros que una misma aseguradora.

Las aseguradoras señalan que dentro de poco tiempo la llegada de la tecnología aumentará los costos de la carrocería del automóvil, ya que los automóviles  con tecnología de punta son más costosos de reparar que los modelos tradicionales en caso de algún accidente.

Murray Raisbeck, socio en el área de seguros de KPMG, señala que la nueva tecnología también crea nuevas oportunidades. “Habrán otros peligros que necesiten una aseguradora, como el riesgo de fallo en una secuencia de  instrucciones o problemas informáticos relacionados con los automóviles autónomos”, menciona. “Habrán menos automóviles dañados y personas heridas”.

Algunas aseguradoras ya están reaccionando a un panorama distinto. En el Reino Unido, la empresa Axa se ha unido a varios grupos respaldados por el gobierno que están buscando la mejor manera de introducir la tecnología autónoma. En Japón, Mitsui Sumitomo y Tokio Marine, dos de las más grandes empresas de seguros, están analizando nuevas formas de asegurar productos que realmente lo necesiten.

Sin embargo, Rainsbeck señala que la industria, en su totalidad, necesita tomar medidas más decisivas para enfrentar las amenazas. “En el Reino Unido  hay muchas conversaciones y elogios, pero no hay mucho capital invertido en tecnología o en las sociedades que necesitarán en el futuro”.

“Las aseguradoras reaccionan bien al cambio”, agrega. “Sin embargo, las empresas tecnológicas y automotrices  son rivales completamente diferentes que tratan de sacar  ventaja el uno sobre el otro”.

Amenaza: Robo-adviser

Industria Amenazada: Asesores Financieros

Razones: Aumento de sitios webs que ofrecen asesorias financieras y normativas más estrictas

En los últimos años, los asesores financieros tradicionales  se han encontrado con muchas normas, y ahora se enfrentan a la posibilidad de ser controlados por algoritmos.

Esta actividad comenzó a tener problemas durante 2016 cuando el organismo de control financiero  del Reino Unido presentó una investigación sobre cómo se estaban vendiendo los fondos a asesores minoristas.

En 2013 se implementaron nuevas normas que cambiaron  el modelo de negocios de los asesores de una manera importante, prohibiendo que las casas de inversiones les pagaran comisión, y  aumentando  el nivel mínimo de preparación que los asesores deberían tener.

Liberatum, una organización para asesores financieros, estima que 13.500 asesores dejan la industria después que se implementaron las nuevas normas, mientras que el ente regulador del Reino Unido Financial Conduct Authority (FCA, por sus siglas en inglés)  fija la cifra en dos mil.

La prohibición acerca de las comisiones, que eliminó la principal fuente de ingreso de los asesores, obligó a los que permanecieron en la industria a elevar sus tarifas  a los inversionistas minoristas o aumentar la cantidad mínima de  inversión por la que ofrecerían asesoría.

Incapaces de contar con un asesor, de manera repentina una gran variedad de inversionistas comenzaron a recurrir a uno de los nuevos grupos de “robo-advisors”, los que aparecieron el 2012.

Los “robo-advisors”, sitios web que ofrecen una cartera de valores basada en las respuestas de un inversionista a un cuestionario en línea, han tratado de modificar  la manera habitual de la asesoría,  al ofrecer una alternativa de bajo costo a sus clientes cada vez más acostumbrados a las inversiones digitales.

Citigroup estima que los activos administrados por “robo-advisers” podrían alcanzar los US$5 billones a nivel mundial durante los próximos diez años.

Los bancos, que administran  activos y patrimonios también han descubierto el potencial del “robo-advice” como una forma de ayudar a los clientes minoristas, introduciéndose en un área dominada por la eficacia de las  empresas de tecnología financiera.

Los bancos británicos Barclays, Royal Bank of Scotland, Lloyds Banking Group y Santander UK han mencionado que están desarrollando sitios web de inversión en línea, al igual que el banco suizo UBS y los administradores de patrimonios Investec Wealth, Bewin Dolphin y Killik & Co.

Otras grandes empresas  han  comprado en nuevas compañias. Schroders, administrador de activos de FTSE 100, invirtió 12 millones de libras en un “robo-adviser” de Nutmeg, mientras que Allianz Global Investors compró un holding en un “robo-adviser” de MoneyFarm, que se lanzó por primera vez en Italia.

En Estados Unidos, los servicios de gestión patrimonial automatizados  operan  bolsas de valores ETF y también reinvierten dividendos y mejoran la efectividad de los impuestos. La empresa Betterment, que cobra entre el 0,15% al 0,35 %, gestiona, hoy en día, 6.7 mil millones de dólares  en activos  con un total de 210 mil clientes.

Este año, la FCA realizó un análisis de mercado de asesoramiento financiero, donde junto con el Ministerio de Hacienda  mencionan que buscarán facilitar la oferta de asesoramiento en línea a menor costo, luego de descubrir que dos tercios de los inversionistas minoristas estaban comprando productos financieros sin asesoría.

La creciente popularidad de la inversión pasiva también parece destinada a impulsar el crecimiento de los “robo-advisers” en los próximos años, generalmente  estos animan a los clientes a hacer  inversiones pasivas con su dinero, en lugar de ponerlos en bolsas dirigidas por los recolectores de valores de mayor costo.

Según la empresa Morningstar, proveedora de datos, los activos bajo la inversión pasiva han crecido en un 230 % en todo el mundo desde el 2007, alcanzando 6 billones de dólares.  Al mismo tiempo, la inversión activa había alcanzado $24 billones.

Amenaza: Vehículos Eléctricos

Industria Amenazada: Talleres mecánicos

Razones: aumento del uso de vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos suelen ser comercializados con el argumento de que son más ecológicos y económicos a la hora de manejarlos  a diferencia de los que utilizan petróleo o diésel, señala Peter Campbell.

Sin embargo, prácticamente al no tener partes móviles, además de las ruedas, la batería de los automóviles tienen otra ventaja: existe casi una nula posibilidad de que algo falle bajo el capó.

Aunque esto puede ser una buena noticia para los conductores, también es un gran problema para los miles de mecánicos que viven del mantenimiento y reparación de los automóviles petroleros y diésel.

El servicio postventa, no solo es una inmensa fuente de trabajo dentro de la industria, sino que también es una de las más rentables del sector automotriz.

“El negocio de la venta de automóviles permanece con bajo perfil”, dice Philippe Houchois, analista automotriz en Jefferies. “Pero, mientras tengamos autos con motor de combustión interna, las reparaciones seguirán siendo uno de las mayores fuentes de ingresos de los proveedores”.

Mientras que un automóvil con motor de combustión interna vendido hoy en día podría tener miles de partes móviles, un motor eléctrico Tesla contiene solo 18, según Credit Suisse.

“Los motores eléctricos casi no necesitan reparación”, señala Steve Nash, director ejecutivo del Institute of Motor Industry (IMI, por sus siglas en inglés), una institución profesional en el Reino Unido.

El IMI estima que hay 40 mil post ventas que se han realizado solo en el Reino Unido, que van desde grandes grupos como Kwik Fit hasta un gran número de pequeños talleres mecánicos independientes.  Es difícil calcular un número exacto, ya que muchos no se afilian a una organización comercial.

La gran mayoría de los automóviles eléctricos que se venderán en los próximos años contaran con tecnología híbrida que utiliza motor y batería a la vez, según esperan los especialistas. Sin embargo, los automóviles que funcionen sólo con batería, que día a día van creciendo más en el mercado, requerirán que los mecánicos se especialicen en diferentes áreas como la  electrónica.

Recientemente, Volkswagen informó que capacitaría a 7 mil ingenieros en tecnología eléctrica, al mismo tiempo en que  esta fábrica de automóviles alemana se esfuerza por fabricar el 25% de sus vehículos  eléctricos para 2025.

“Debido a que lucen como automóviles normales, las autoridades asumen que alguien que trabaja con ellos será capaz de adaptarse fácilmente”, señala Nash, haciendo hincapié a la necesidad de capacitación especializada, así como también al  alto riesgo que existe en la manipulación de automóviles eléctricos.

Las consecuencias de la manipulación de automóviles eléctricos sin una capacitación adecuada pueden ser muchas, agrega. “Una batería de automóvil puede producir de tres a 400 volts de corriente, lo que es peor que estar en la silla eléctrica”.

Fuente: Financial Times