Mediante un pronunciamiento, las integrantes del Consejo Consultivo del Instituto Veracruzano de las Mujeres exigieron se aclare una publicación hecha con la que se teme se esté desarrollando una campaña de desprestigio en su contra por venir exigiendo el respeto a los derechos laborales del personal del Instituto Veracruzano de las Mujeres.

En la nota que exigen sea aclarada por la encargada de despacho, Sara Gabriela Palacios Hernández, se dice que algunas de las integrantes del Consejo Consultivo se beneficiaron con contratos de miles de pesos, dando a entender que por su relación con el Instituto, cuando explicaron que la obtención de estos fueron en tiempos en los que no fungían como Consejeras.

También exigen que quede aclarado que las Consejeras no determinan a quién se le entregan los contratos ni quienes son las personas beneficiarias con pagos, pues eso depende de la dirección en turno del IVM y que sea aclarado que no existe dolo de parte de quien debería ocuparse de temas como la declaratoria de la alerta de violencia de genero.

“Lamentamos que la actual encargada de oficina del IVM, Lic. Sara Gabriela Palacios Hernández, intente denostar a las Consejeras, a través de los medios de comunicación, tratando de señalar irregularidad en donde no la hay, con un tinte doloso y equívoco para denostar a un organismo ciudadano, que, en el cumplimiento de sus funciones, la ha conminado personalmente y a través de los medios de comunicación a que reconsidere los despidos y maltratos de los que su personal está siendo objeto.

A través de pronunciamiento las Consejeras aclararon que existen perfiles dentro del mismo con la experiencia y el conocimiento necesario para poder desempeñar tareas de consultoría e impartición de talleres y cursos, lo cual les permite acceder a convocatorias que emiten el Instituto Veracruzano o el Nacional de las Mujeres.

Agregaron además que la Ley que aprueba la creación del Instituto no les impide participar en dichas convocatorias, por lo que exigen que esa publicación dolosa que se hizo mediante la publicación de documentos sin contexto sea aclarada por la encargada de despacho del Instituto.

“Para poder llevar a cabo estos trabajos, con recursos federales de programas como PAIMEF y Transversalidad, se deben seguir reglas muy precisas, que no pueden ser alteradas y la adjudicación de este tipo de actividades deben ser en apego a requisitos estrictos en cuanto al nivel de preparación y experiencia de quien los realiza”.

Como Consejeras, con un cargo honorario, podemos participar en convocatorias como estas.

La ley en ningún momento prohíbe que las integrantes de los Consejos Social y Consejo Consultivo o las Integrantes de la Junta de Gobierno participen en proyectos. Podemos participar si acreditamos las exigencias que la normativa federal marca y, posteriormente, audita”.

Por último hicieron un llamado a la encargada para “comprobar que no existen irregularidades, hay documentos probatorios necesarios sobre el trabajo y las funciones que llevaron a cabo las Consejeras que también fungieron como Consultoras, mismos que pueden demostrar que no hubo dolo ni beneficios fuera de la Ley para ninguna, conminamos a la Encargada de Oficina del IVM, así como al Área Administrativa de la Instalación, a poner atención a los temas y problemas que son objeto del IVM y que son marcados por la Ley”.