Las casas de empeño registran un incremento de 30 por ciento en los servicios que prestan a los pignorantes, señaló el coordinador regional de la Fundación Rafael Dondé, Rigoberto Rivera Mejía.

En conferencia de prensa, dijo que este aumento de observa principalmente en el empeño de electrónicos y algunos otros como vehículos sin dejarlos en garantía.

Abundó que a la crisis económica ha provocado que incluso los micro y pequeños empresarios  acudan empeñar herramientas sin dejarla en empeño.

Abundó que del total de sus clientes al menos el 20 por ciento de clientes son micro y pequeños empresarios. Y alertó que la crisis provocará que haya un aumento mayor en el número de empeños.

Sobre los saqueos que se presentaron durante la semana pasada en diversos puntos del estado, indicó que se registraron actos de violencia en cinco sucursales, pero aseguró que no se registraron saqueos.

Rivera Mejía agregó que comedida precautoria todos los aparatos electrónicos que reciben en empeño son verificados con sus números de series para determinar si es parte de la mercancía dañada.

En cualquier caso, precisó que los pignorantes tienen el 90 por ciento de recuperación de sus prendas y que son las amas de casa las que más usan estas casas de empeño.

 

 

 

 

 

 

 

Perla Sandoval