Durante el sexenio trágico de Javier Duarte de Ochoa, de entre las mil cosas que se permitieron en perjuicio de los veracruzanos, se encuentran la de que propietarios de medios de comunicación recomendaran a sus amasias para ocupar cargos de gran relevancia, a través de las cuales podían obtener pingües utilidades. Uno de esos casos es el de la señora Beatriz Cruz Sánchez, sin perfil académico ni experiencia, quien fue recomendada en la Secretaria de Educación; su titular, Adolfo Mota Hernández, de inmediato le dio el puesto de Encargada de la oficina de Seguridad Social del Departamento de Administración de Personal Estatal (Recursos Humanos Estatal) de la SEV. Las oficinas de esta dependencia se encuentran en el número 74 de la calle de Corregidora, por donde deambula todos los días el mercenario periodístico que la recomendó. Y como se trata de uno de los medios GRÁFICOS impresos que, a cambio de fuertes sumas de dinero del gobierno duartista y favores como el que aquí narramos, se dedicó a calumniar al hoy gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, seguramente el nuevo titular de la SEV, Enrique Pérez Rodríguez, no tardará en proceder.