Ahora que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ha destapado el tema de la investigación que su gobierno realiza sobre los millonarios cobros (240 millones de pesos), que pretende realizar la editorial de los hermanos Sánchez Macías, o sea la cadena de los Heraldos, vale la pena recordar que no solo ellos, que eran parientes cercanos a la pareja Karime Macías y Javier Duarte, se vieron beneficiados con la obtención ilegal de miles de millones de pesos a cambio de nada, sino que hay otras “empresas periodísticas” que le endulzaban el oído al imbécil exgobernador con el cuento de enlodar a su adversario Miguel Ángel Yunes, para que éste perdiera la elección, sin que Duarte tomara en cuenta que esos pasquines no hay quien los lea, de manera que invertía dinero de los veracruzanos sin obtener resultados. La lista de los medios vendidos al fidelato y al duartismo circula por todas partes, en redes sociales, en portales de información y hasta en medios impresos, son los que siempre han vivido al amparo del ejercicio periodístico, con sicarios y extorsionadores a su servicio que ayer difamaron al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, pagados por Duarte, y hoy lo pueden elogiar. Esos están ¡fuera!