En el día más importante para un gobernador, el de su toma de posesión, por vez primera en la historia, los medios de comunicación no contaron con la información oficial: los discursos, los comunicados, las gráficas, los videos y las facilidades a los periodistas para elaborar estos materiales (acceso a los recintos) que al final son tan importantes para el nuevo gobernante. Así, Miguel Ángel Yunes Linares arrancó su sexenio sin el apoyo de una oficina de prensa. Del Coordinador General de Comunicación Social, Elías Assad Danini, a lo largo de la jornada nadie lo vio ni se supo nada de su importante responsabilidad. No se presentó durante todo el día a la Torre Olmo donde están los cerca de 200 trabajadores de la dependencia a su cargo, por lo tanto, no hubo quien diera órdenes, solo se le vio en la toma de protesta junto a todos los demás funcionarios y desapareció. ¿Será que a Miguel Ángel Yunes Linares no le interesa difundir sus actividades? …. Por supuesto que no.