La encuesta publicada este jueves por el periódico Reforma sobre preferencias electorales en Veracruz, a cinco semanas de los comicios que podrían definir un horizonte distinto en el mando de la entidad, no solo muestran una caída en la intención del voto para el candidato del PAN y el PRD, Miguel Ángel Yunes Linares, y un empate técnico con el candidato del PRI, Héctor Yunes Landa, sino además un sorprendente ascenso del casi desconocido candidato de Morena, Cuitláhuac García Jiménez, quien ha pasado de 16 puntos porcentuales a un boyante 24 por ciento en la preferencia electoral.

Desde muy temprano, los estrategas electorales del PRI observaron con cierto alivio que los dardos venenosos enfocados en el candidato panista estaban surtiendo efecto, si bien éste se ha mantenido en la difusión en las encuestas que le otorgaban, a principio de la campaña, hasta más de 10 puntos porcentuales de ventaja. En el cuarto de guerra del PRI se explicaban las razones del nerviosismo y explosividad de quien ya se siente observando el Parque Juárez desde la principal oficina de Palacio de Gobierno.

Lo resaltable es que en el PRI haya alegría cuando, según este ejercicio demoscópico aplicado del 21 al 25 de abril a mil adultos con credencial para votar vigente, con un margen de error de +- 3.7 % (nivel de confianza de 95 por ciento), muestra una diferencia de apenas un punto porcentual entre ambos candidatos: 33 % para Miguel Ángel y 32 % para Héctor. Aunque se mantiene en el segundo lugar, lo cierto es que esta fotografía muestra a un caballo que alcanza al puntero y que, según los cálculos del equipo de campaña, puede hacer tendencia.

Y es que, para colmo, según el análisis publicado por Reforma, “reina la percepción de que el ganador de la contienda será el candidato de la Coalición “Para mejorar Veracruz”, Héctor Yunes”. En efecto, el encuestador cuestionó a los votantes quién creía que iba a ganar las elecciones para Gobernador de Veracruz, independientemente de por quién vaya a votar, y los resultados fueron: Héctor yunes, 39 %; Miguel Ángel Yunes, 23 %; Cuitláhuac García, 9 %; otro, 4 %; No sabe, 25 %.

Respecto a la opinión sobre los candidatos, Héctor Yunes encabeza la opinión favorable, 24 %, frente al 23 % de Miguel Ángel. Ambos, por cierto, empatan en la opinión desfavorable (29 %) y la neutral (12 por ciento), mientras quienes dijeron no conocerlos, en el caso de Héctor le correspondió el 35 % y a Miguel Ángel el 36 %. Cuitláhuac García Jiménez, de Morena, es el que menos porcentaje tiene de desaprobación (7 %), aunque solo el 20 por ciento tiene una opinión favorable. El catedrático xalapeño tendrá que talonear para que lo conozcan más votantes, porque el 66 por ciento dijo que no lo conocía.

El análisis de Reforma revela un dato interesante. Cada uno de los dos punteros atrae un tercio de los electores, por lo que “en un escenario de dos candidatos –los Yunes– la encuesta sigue registrando un empate con las preferencias de ambos casi intactas”.

Lo que debe acicatear el trabajo de los priistas es que en un escenario de solo dos candidatos, Miguel Ángel y Héctor, el panista se coloca arriba con el 32 por ciento, mientras que el priista se ubica con el 30 por ciento.

Fuera de Miguel Ángel, Héctor y Cuitláhuac, la situación es raquítica para los demás candidatos. El más aventajado es el candidato independiente Juan Bueno Torio, quien tiene la certeza de ganar los comicios, pero que en la encuesta de Reforma apenas logra el 5 por ciento de la preferencia; pese a que tiene un 13 por ciento de opinión favorable y apenas un 10 por ciento de la desfavorable, lo único que puede decirse es que ese porcentaje se lo está restando a su antiguo partido, el PAN, y al candidato Miguel Ángel Yunes.

Le siguen Alba Leonila Méndez Herrera, con el 3 por ciento (que también es una resta para Miguel Ángel); Armando Méndez de la Luz, con el 2 por ciento, y Alejandro Vázquez Cuevas, El Pipo, con apenas el 1 por ciento, votos que hubieran sido para el PAN.

Cuitláhuac García, en los cuernos de la luna

Lo más destacado es que se acerca un tercer contrincante: Cuitláhuac García Jiménez, de Morena, quien sin ser conocido por el 66 por ciento de los encuestados, no solo muestra una mayor opinión favorable (20 %) sobre la desfavorable (7 %), sino que ha logrado remontar el 16 por ciento con que las demás encuestas le otorgaban al principio de la campaña, y ha tenido un crecimiento espectacular para llegar (siempre con base en la encuesta de Reforma) a la preferencia del 24 por ciento, un avance de 8 puntos.

 El análisis de Reforma señala que, en la pregunta de por quién votaría si los únicos candidatos fuera Miguel Ángel, Héctor y Cuitláhuac, este último se llevaría la elección con 27 por ciento, seguido de Héctor Yunes Landa (25 %) y Miguel Ángel Yunes Linares (23 %).

“Si la contienda se decidiera entre los tres punteros, el candidato de MORENA obtendría una ligera ventaja. Esto indica que una parte de los electores que revelan preferencias por los otros cuatro candidatos, respaldaría a Cuitláhuac García si enfrentaran una decisión entre tres. En este escenario, las preferencias por ambos Yunes descenderían considerablemente”.

Duarte y Peña Nieto, mal parados

Como resultado de esta encuesta, la evaluación del gobernador Javier Duarte de Ochoa muestra números rojos, “con una desaprobación del 83 por ciento y una aprobación de sólo 11 puntos porcentuales. Asimismo, está reprobado en todos los temas, particularmente en el combate a la corrupción y al narcotráfico, así como el trato a periodistas. Sus favorables más altos se presentan en educación y salud, pero aún ahí ronda solamente el 20 por ciento de calificaciones favorables”.

Tampoco el presidente Enrique Peña Nieto goza de una buena evaluación entre los veracruzanos consultados: apenas es aprobado por el 26 por ciento de la población y reprobado por el 70 por ciento.

En el PAN, sigue la mata dando

Mientras tanto, en la Ciudad de México, dos militantes panistas en activo acudieron ayer a la Comisión de Honor y Justicia del CEN blanquiazul para pedir al zar anticorrupción de su partido, Luis Felipe Bravo Mena, que se investigue la forma en que su candidato en Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares, consiguió la candidatura, a pesar de haber muchos militantes de más larga trayectoria “y con mucha honorabilidad”.

Luis Rey Obregón y el polémico exdiputado federal Rafael Acosta Croda, señalaron que era contradictorio que el dirigente nacional  Ricardo Anaya hubiera hecho todo lo posible porque Yunes encabezara la alianza con el PRD, y señalaron que debía ser investigado porque sospechan que recibió dinero a cambio del favor: “por todos fue conocido el audio de unas grabaciones entre Yunes Linares y el entonces aspirante a la dirigencia nacional, Ricardo Anaya, en la cual se hablaba de la entrega de millones de documentos, lo que a todas luces significaba la entrega de dinero de Yunes a Anaya”.

Incluso Reyes Obregón dijo a reporteros que para muchos panistas veracruzanos les resulta vergonzoso el escándalo en que se ha convertido la riqueza de Yunes Linares. Acosta Croda pidió que se indague el origen de la fortuna de Yunes Linares y si debido a esta riqueza fue como obtuvo la candidatura del PAN a gobernador en contubernio con Ricardo Anaya.

La guerra contra Miguel Ángel parece que escalará en los días por venir.

Comentarios: belin.alvaro@nullgmail.com | www.alvarobelin.com | Twitter: @AlvaroBelinA | http://formato7.com/author/abelin/