Política de Veracruz

Veracruz, Ver.- El alcalde Ramón Poo Gil descartó mayores implicaciones por el procedimiento especial sancionador que inició el...

Lo Calientito

Con el bajo nivel de cultura que muestran los diputados del Congreso Local, particularmente los de la bancada panista, que son en la realidad los empleados del gobernador, cualquier día Yunes Linares, cansado de tantas torpezas de sus vasallos tanto en tribuna como en la práctica legislativa, así como en su comportamiento con los medios de comunicación, tomará la decisión de vetarlos para que entren al relevo sus suplentes, con la esperanza de que en lo que resta del actual gobierno las cosas se medio compongan. Dicen los analistas políticos del altiplano que Yunes chamaqueó a los veracruzanos anunciando el veto a la Ley de Protección Animal que habían aprobado, sin considerar que está imposibilitado por la Constitución para tal acción; el único facultado para vetar es el Presidente de la República. Yunes Linares hizo algunas observaciones a la nueva Ley y la regresó al Congreso para que en comisiones analicen las sugerencias del Ejecutivo y las aprueben o rechacen, en su caso, pero de ninguna manera podía echar por tierra de un plumazo la nueva Ley. Esto no lo sabían los diputados que “coordina” Sergio Hernández, por eso reaccionaron como plañideras cuando Yunes Linares anunció que había vetado la Ley. “Nos puso en ridículo”, alcanzaron a decir. Pero el ridículo es mayúsculo ahora que se enteran del contenido de los artículos de nuestra Constitución… ¡Puras burradas!

Amargo sabor de boca ha dejado la declaración que hizo a los medios de comunicación el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares la noche del pasado domingo, con el pretexto de su “comparecencia” en la PGR para apuntalar las acusaciones de la carpeta de Javier Duarte. Yunes dijo a los periodistas que había videograbado (lo mismo de siempre) a un cómplice de Duarte, quien le había regresado dos aeronaves y algunas propiedades, producto supuestamente del saqueo a las arcas públicas. Pero esta acción no es reciente, lo que el gobernador no dijo es desde cuándo tiene en su poder lo que el exfuncionario duartista le habría regresado y a cuánto asciende, tampoco dijo cuántos más han cedido a sus presiones regresando parte de lo robado a los veracruzanos. Por eso es que, a través de una solicitud de transparencia, Carlos Emilio Gidi Blanchet, presidente de la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA), exige al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares un informe pormenorizado de las reuniones con los presuntos cómplices de Javier Duarte y los bienes que fueron entregados al gobierno estatal. Por el comportamiento que ha tenido Yunes Linares a lo largo de este caso, y por la tranquilidad que denotan muchos miembros del cartel de Duarte, se deduce que ya regresaron bienes y fuertes cantidades de dinero. Entre hampones es muy común el dicho de que nadie sabe para quién trabaja.    

El uso de esa herramienta llamada “caja china” como elemento distractor dirigido a la sociedad es muy común del gobierno federal. Eventualmente lo vimos en Veracruz durante el gobierno de Fidel Herrera Beltrán (un político inteligente) pero, hoy, con el panista Miguel Ángel Yunes Linares nos recetamos cuando menos una cada semana por lo que notamos que el recurso se ha desgastado tanto que ya se asemejan mucho a cajas chinas que vende el señor Ricardo Ahued en sus negocios: corrientes, de pésima calidad, desechables en muy corto tiempo, aunque baratitas. La última de la semana que termina es la de la señora Domiga Xóchilt Tress, a quien el yunismo, a través de la Fiscalía General del Estado, le inventó el delito de “amante del gobernador” y con eso la detuvo, la encerró y la sometió a proceso. De momento, el morbo ciudadano se alimentó abundantemente de este bochornoso y ridículo espectáculo, pero pronto lo desechó por corrientito. ¿Qué trató de ocultar el gobierno detrás de esta deleznable acción?: la entrega anticipada de las concesiones de dos autopistas que le permitirán al gobernador Yunes Linares disponer de recursos frescos de inmediato, una bursatilización del pago de peaje de las carreteras veracruzanas igualito a los que hizo Fidel Herrera Beltrán en “la plenitud del pinche poder”. Por otro lado, Yunes Linares trató de distraer la atención hacia una pareja sentimental del gordo Duarte para alejar los reflectores de la señora Karime Macías de Duarte, con quien Yunes Linares debe tener un acuerdo… Y, en fin, que por gastado, el recurso de las cajas chinas ha dejado de tener el efecto de antes, hoy son auténticos recordatorios maternales para los veracruzanos sumidos en la violencia, la miseria y la injusticia.

Cuando se prepara para asumir la dirigencia estatal del PRI, en calidad de avanzada del Senador José Yunes Zorrilla –quien se supone será el candidato al gobierno del estado en 2018–, el joven Américo Zúñiga Martínez se empecina en meterse en problemas que lo ponen en riesgo de no lograr la valoración necesaria para llegar al CDE del PRI como una figura fresca, nueva, joven, con una hoja de servicio ejemplar que se ha ensuciado por actos de presunta corrupción en los que habría incurrido a lo largo de su administración como presidente municipal de Xalapa. Sus enemigos le reprochan el haberle entregado la administración de la CMAS al concuño de su hermana, al joven Francisco Escalera, cuya esposa es hermana del marido de Anilú Zúñiga, razón por la cual Paco Escalera ha podido realizar cualquier cantidad de negocios al amparo de la protección que le brinda el alcalde. Otro grave error es haber presionado al cabildo para que signara la autorización para el paso del gasoducto por céntricas calles de Xalapa, lo que a decir de sus críticos le habría dejado una buena cantidad de dinero, y lo último, la prórroga que le concedió por 15 años más al contrato con la empresa Proactiva Medio Ambiente SA de CV, para la operación y ampliación del relleno sanitario de Xalapa, con el apoyo del Congreso Local, empresa de la cual es propietario el político xalapeño Reynaldo Escobar Pérez. Esta ultima operación, suponen varios priistas, le habría dejado a Américo una fuerte suma de millones de pesos de parte de su socio.

La decisión del Congreso local de otorgar al gobernador Miguel Ángel Yunes amplias facultades para manejar el presupuesto estatal según su voluntad y para endeudar las arcas públicas con empréstitos por hasta 46 mil millones de pesos y con plazos hasta de 30 años, ha puesto nerviosos a muchos veracruzanos que ya vivieron anuncios similares en el gobierno duartista en que se incrementó la deuda, pese a que el propósito era reestructurarla para hacerla manejable y con menores intereses. Al final, la deuda no baja sino que se incrementa, y con la opacidad que el actual gobierno mantiene de sus predecesores, el ciudadano común está condenado a desconocer el tamaño de su ruina. Hasta el momento, no hay información del monto presupuestal ni, mucho menos, su destino; las participaciones federales han llegado con puntualidad pero no se ve, como en el gobierno anterior, que haya obra pública para reemprender el crecimiento económico. ¿Nos informará Yunes de los compromisos que adquiera y qué ventajas representará para los veracruzanos? Para colmo, ha buscado adelantar seis años el pago por la concesión del libramiento Plan del Río, para obtener 1 mil 200 millones de pesos. Con ello, los gobiernos que le sucedan en las siguientes tres décadas seguirán anclados a la enorme deuda pública, sin la posibilidad, además, de recibir completas sus participaciones federales (que serán administradas por los fideicomisos que creará) ni la parte que le corresponda por concepto del cobro de peaje, entre otras cosas. ¿Por qué no destina esos recursos a la amortización de la deuda? Si logra disminuirla, no importa que no haga una sola obra pública.  

Nada puede agregar Miguel Ángel Yunes Linares de nuevo a las carpetas de investigación que tiene la Procuraduría General de la República (PGR) sobre el caso Javier Duarte. Todo lo relacionado con los abusos de poder, los excesos, la corrupción y hasta los muertos que hubo en el sexenio duartista por encargo de éste los tiene debidamente documentados la PGR. Lo que pasa es que Yunes Linares se desplomó en términos de credibilidad con el asunto del exgobernador, no hay que olvidar que él prometió en campaña, como dirigente populista que es, detener a Duarte y su pandilla, quitarles todo lo que se habían robado y terminar con la corrupción, promesa que no ha cumplido así como tampoco la de terminar con la violencia. El hecho de que le hayan permitido participar como testigo de cargo en el caso es ante una petición desesperada del choleño para medio equilibrar su deteriorada imagen frente a los veracruzanos que ya lo califican como mitómano, cómplice de los corruptos duartistas, porque a muchos los ha perdonado y protegido, como son los casos de los diputados locales Vicente Benítez y Juan Manuel del Castillo. Y una más, en el pasado proceso electoral municipal se comportó como un auténtico “ladrón de elecciones” y, de no lograr mejorar la imagen, el proyecto personal de imponer a su hijo en la gubernatura se derrumba. A lo mejor con la anulación de las 18 alcaldías cuyos candidatos superaron los topes de campaña, entre ellas Veracruz Puerto donde su hijo Fernando está en la tablita, se aplaque. Ya veremos.

La Rectoría de la Universidad Veracruzana (UV) habrá de renovarse el primero de septiembre del presente año. En esta ocasión, el testigo de honor será el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, así como en el 2013 hizo lo propio el exmandatario Javier Duarte de Ochoa, cuando rindió protesta Sara Ladrón de Guevara González ante los más de 400 integrantes del Consejo Universitario General. Sin embargo, si bien los gobiernos anteriores se mostraron respetuosos de la autonomía de la UV y de la decisión de la Junta de Gobierno para elegir al nuevo rector, todo parece indicar que ello no sucederá con el nuevo gobierno panista. Resulta que entre la comunidad universitaria (académicos e investigadores) crece la percepción de que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares intenta influir en la elección del nuevo Rector para imponer a “su candidato”, que no sería la doctora Sara Ladrón de Guevara. El apoyo del gobernador estaría enfocado a favor del exdirector de la Facultad de Derecho, Manlio Fabio Casarín León, quien se registró como aspirante a la rectoría, o de otro de los aspirantes adversarios de la actual Rectora. “No permitiremos que se trate de vulnerar la autonomía universitaria”, dicen los académicos, al tiempo que se muestran inconformes con el trato que han recibido del gobernante quien usó a la máxima Casa de Estudios para llegar al gobierno y ahora intenta apoderarse políticamente de ella para volver a usarla a favor de su hijo.

Ante la denuncia pública que ha hecho el periodista Joaquín Rosas Garcés, director y propietario del portal informativo Al Calor Político sobre las perversas amenazas que ha recibido su corresponsal en el Puerto de Veracruz, a quien se trata de involucrar en actividades delictivas ‘sembrándole’ armas de fuego y droga para detenerlo y procesarlo, como una forma ruin de amedrentamiento y abierto ataque a la libertad de expresión, quienes integramos Formato Siete, todos periodistas profesionales, comprometidos con la sociedad y con los principios éticos en el ejercicio de nuestra profesión, nos solidarizamos con los compañeros que han sido víctimas de la intolerancia y la perversidad, lo que pone en riesgo la integridad tanto de nuestros compañeros como la de sus familias. Consideramos que es momento de actuar con sentido gremial, de que todos los comunicadores nos sumemos en una sola voz exigiendo al gobierno respeto al libre ejercicio del periodismo. Esta es la única forma de hacer frente a quienes desde el poder y en el oscurantismo tratan de acallar las voces críticas que representan la de los veracruzanos inconformes con la forma de gobernar de quienes están en el poder.

Alguien tenía que dar la cara ante tanto cuestionamiento que se hace en los medios de comunicación por la forma en que el Congreso Local ha manejado los convenios con medios, y esa fue la diputada Marijose Gamboa Torales, quien junto con Cinthya Lobato Calderón, están dando una lección de honestidad y buena disposición para que las cosas cambien en realidad en cuanto a la transparencia con que el gobierno, en todos sus poderes, debe realizar sus operaciones con dinero público. “Estoy avergonzada, lamentablemente no nos dimos cuenta a tiempo, el asunto se manejó con opacidad y la verdad no consideré que tuviéramos que estar pendientes de cada paso. Cuando pedí la documentación inherente a Sergio Melo Hernández, se tardaron una semana en entregármela, y ahora veo porqué; para hacer los convenios no se hizo una convocatoria abierta, lo cual es absolutamente ilegal. Hay portales que no existen, otros que son para recetarios gastronómicos, otros más son presuntamente propiedad de algunos legisladores y hay los que ni siquiera tienen visitas, ¡esas son sinvergüenzadas!”. Pero, al margen de estas manifestaciones de condena a los actos de corrupción del jefe de prensa del Congreso Sergio Melo Hernández, debe haber  consecuencias para que la transparencia tenga los resultados que la sociedad reclama: Una es que el señor Melo pida una disculpa a la Universidad Veracruzana por haberla usado para justificar sus corruptelas y, dos, presentar de inmediato su renuncia al cargo.

Carolina Ugalde Avalos, empleada de la Secretaria de Finanzas y Planeación en Veracruz, hace todo lo posible por imponer en el actual gobierno las malas mañas que aprendió en el de Javier Duarte, cuando fue comisionada del módulo de emplacamiento ubicado en Plaza Carey, mejor conocido como La Parcela, porque a todo contribuyente que caía  le hacía pagar hasta por mantener su nombre. Pese a su fama, siguió medrando hasta enero, cuando fue cerrado el módulo a raíz de los saqueos por el aumento de los combustibles. Sin embargo, tuvo mejor suerte, porque fue reubicada en un módulo más importante, el que opera en la avenida Díaz Mirón, donde mantiene el mismo tren de corrupción, porque Manuel Rivera Polanco, actual Jefe de Hacienda, ha pasado por alto las múltiples quejas en contra de la “inamovible” Carolina Ugalde Avalos, con quien es ligado en los actos de corrupción, por lo que se niega a investigarla. Aunque con ello se pone en entredicho la política de transparencia que tanto defiende el actual gobernador, Manuel Rivera Polanco resume de ser protegido por su influyente hermano, quien también labora en la Sefiplan en Xalapa, y de tener el apoyo del dirigente estatal del PAN, lo que comprueba con el hecho de que su cónyuge será regidora en la comuna del alcalde electo Fernando Yunes Márquez.

Encuesta

SI HOY FUERAN LAS ELECCIONES PARA GOBERNADOR, ¿POR QUIÉN VOTARÍAS?

Cargando ... Cargando ...

Polaca a la veracruzana

Manuel Rosete Chávez
APUNTES

por
Raymundo Jiménez
Al PIE DE LA LETRA

por
Rafael Arias Hernández
MUTATIS MUTANDIS

por
Saira Enríquez Gómez
En Contexto

por
Articulista invitado
OTRAS VOCES

por
Yuri Alejandra Cárdenas Moreno
ABRACADABRA

por
Álvaro Belin Andrade
HORA LIBRE

por
José Ortíz Medina
EN CORTO... SIN CORTES

por
Filiberto Vargas Rodríguez
PUNTO DE VISTA

por
Bernardo Gutiérrez Parra
DESDE EL CAFÉ

por
Jorge Vázquez Sangabriel
PALIMPSESTO

por
Edith Gómez
NEGOCIOS & EMPRENDIMIENTO

por
Ricardo Perry Guillén
SON DEL SUR

por
Rafael Pérez Cárdenas
DE RAZONES Y PASIONES

por
Luis Alberto Romero
HORA CERO

por
Sergio González Levet
SIN TACTO

por
Gonzalo López Barradas
¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

por
Emilio Cárdenas Escobosa
DE INTERÉS PÚBLICO

por
Liz Mariana Bravo
Y Mariana

por